Régimen Fiscal de las Actividades Turísticas

Régimen Fiscal de las Actividades Turísticas

Incentivos fiscales, CONFOTUR

Las actividades turísticas están sometidas al régimen general tributario de la República Dominicana. Sin embargo, la Ley No. 158-01 otorga una serie de incentivos a los proyectos e inversiones que cumplan con las disposiciones señaladas en la misma.

Las empresas que se acojan a los beneficios de la ley gozarán, entre otros beneficios, de una exoneración total de los siguientes impuestos:

• Impuesto sobre la renta que se genere por la promoción, ejecución o inversión de capitales en actividades turísticas específicas y en uno de los polos turísticos señalados por la ley.
• Impuestos nacionales y municipales por constitución de sociedades, por aumento de capital de sociedades ya constituidas, los impuestos nacionales y municipales por transferencias sobre derechos inmobiliarios, por ventas, permutas, aportes en naturaleza y cualquiera otra forma de transferencia sobre derechos inmobiliarios, del Impuesto sobre Viviendas Suntuarias y Solares no Edificados (IVSS), así como de las tasas, derechos y cuotas por la confección de los planos, de los estudios, consultorías y supervisión, y la construcción de las obras a ser ejecutadas en el proyecto turístico de que se trate, siendo esta última exención aplicable a los contratistas encargados de la ejecución de las obras.
• Impuestos de importación y otros impuestos, tales como tasas, derechos, recargos, incluyendo el Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) que fueren aplicables sobre los equipos, materiales y bienes muebles que sean necesarios para el primer equipamiento y puesta en operación de la instalación turística de que se trata.
• Impuestos y retenciones que fueren aplicables a los financiamientos nacionales e internacionales así como sus intereses.

En adición, los inversionistas pueden deducir o desgravar de su renta neta imponible el monto de sus inversiones en proyectos turísticos comprendidos dentro del ámbito de la Ley No. 158-01, pudiendo aplicar a la amortización de dichas inversiones hasta un veinte por ciento (20%) de su renta neta imponible, cada año. En ningún caso el plazo de amortización puede exceder de cinco (5) años.

Dichos beneficios y exenciones tienen una duración de 10 años contados a partir de la fecha de terminación de los trabajos de construcción y equipamiento de los mencionados proyectos.

De conformidad con el Código Tributario, las exenciones otorgadas a las personas morales clasificadas bajo el amparo de la Ley No. 153-71 sobre Promoción e Incentivo al Desarrollo Turístico, la cual se encuentra derogada, se mantendrán vigentes exclusivamente sobre las rentas originadas en su propia explotación o negocio, por todo el período de vigencia establecido en la Resolución de clasificación dictada al efecto de su aprobación por el directorio correspondiente.

Confotur

julio 12, 2017 / by / in
Comments

Comments are closed here.